Search here...
TOP
Ciudadanos del mundo

Vivir una experiencia en el extranjero cambia tu vida para siempre

vivir una experiencia en el extranjero cambia tu vida

Vivir una experiencia en el extranjero cambia completamente nuestras vida. Es lo que nos permite crecer tanto personal como profesionalmente, nos ayuda a salir de la zona de confort y nos hace ganar confianza en nosotros mismos.

A lo largo de los años me he dado cuenta de que para mí y muchos de mis compañeros ir al extranjero nos ha cambiado completamente. Cuando tenía 20 años estaba muy feliz de estudiar en Milán, y creía que mi vida siempre estaría allí. Luego me fui de Erasmus, y mi vida cambió radicalmente.

En la mayoría de los casos, de hecho, salir para irse de Erasmus o de intercambio, o ir a trabajar a un país extranjero, cambia la forma en que vemos la vida. Una vez que sales de tu zona de confort, empiezas a viajar y a conocer gente que tiene puntos de vista completamente diferentes a los tuyos, comprendes que la comparación entre culturas es increíblemente interesante, y después ya no puedes prescindir de ella.

Mi sueño era trabajar en Marketing y Comunicación en Milán, tal vez en una empresa multinacional. Sin embargo, desde que regresé de mi Erasmus en España no he dejado de viajar, y después de innumerables experiencias en el extranjero decidí convertirme en un nómada digital y vivir viajando.

¿Por qué vivir una experiencia en el extranjero es tan importante?

Vivir una experiencia en el extranjero nos da una ventaja adicional. Hoy en día, haber estudiado o trabajado en el extranjero es sin duda un valor adicional a incluir en nuestros CV, y las empresas – por lo general – lo valoran muy positivamente.

Pero, ¿cuáles son las ventajas reales y concretas de una experiencia en el extranjero?

  1. En lo que respecta a los estudios, tener una experiencia educativa en el extranjero es crucial para el crecimiento personal del individuo. Durante el año de intercambio, por ejemplo, los estudiantes casi siempre están obligados a estudiar en un nuevo idioma. Esto les permite entender lo importante que es ganarse la vida en lugar de que se sirvan en bandeja de plata.
  2. Aprender un nuevo idioma es un objetivo muy importante. Hoy en día, conocer idiomas te abre más puertas y te ayuda a entender mejor otras culturas.
  3. Los que viven en el extranjero suelen convertirse en adultos más independientes que los que se quedan en casa con sus padres hasta los 30 años.
  4. Después de vivir una experiencia en el extranjero eres perfectamente capaz de manejarte sin miedo al cambio. Salir de la zona de confort no es fácil para nadie, pero – una vez que despliegues – es muy difícil volver atrás.
    De hecho, algunas personas después de vivir una experiencia en el extranjero no pueden esperar a hacer las maletas de nuevo y salir a conquistar el mundo.
  5. Las empresas prefieren contratar a personas con experiencia en el extranjero. Hoy en día, las personas trabajan cada vez más en contextos internacionales, donde es importante que las diferentes culturas y nacionalidades sepan interactuar bien entre sí. Por esta razón, cada vez más empresas buscan perfiles que tengan al menos una experiencia en el extranjero a sus espaldas, y que tengan una gran capacidad para trabajar en equipo.

Conclusiones

Llevo unos cinco años en el mundo laboral, y el conocimiento de varios idiomas siempre ha sido lo que me ha diferenciado de otros candidatos. Es vital para las empresas que el candidato hable al menos un idioma extranjero.

Los que han vivido en el extranjero tienen los conocimientos lingüísticos apropiados y necesarios para ocupar puestos en empresas multinacionales o en empresas de nueva creación multilingües. No se puede decir lo mismo de alguien que haya estudiado un idioma sólo en la escuela, porque la fluidez en el habla sólo se consigue practicando el idioma día a día.

Ir de vacaciones por unas semanas es una gran experiencia, pero vivir en una ciudad extranjera, solo, pudiendo confiar sólo en ti mismo, en la mayoría de los casos cambia tu vida y te hace una persona extremadamente independiente.
Por supuesto que no puedo generalizar, pero la experiencia me ha enseñado que en la mayoría de los casos es así.

Cuando regresas de una experiencia en el extranjero estás listo para enfrentar la vida en todas sus facetas. Te has convertido en un ciudadano del mundo y has aprendido que no debes tener miedo de tomar un nuevo camino, porque las nuevas experiencias sólo benefician nuestro espíritu y nuestra personalidad. Y por qué no, también nos dan ese toque de adrenalina que nos hace sentir más vivos que nunca.

¿Y tú estás de acuerdo conmigo? ¡Cuéntame tu experiencia en los comentarios!

La World Citizen

Lucia Schettino

Reportera italiana, me encanta escribir, viajar sola por el mundo y aprender nuevos idiomas. Suelo vivir entre Barcelona y Rio de Janeiro, pero en realidad el mundo entero es mi hogar.

«

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *